La Agencia Nacional de Seguridad Vial busca reformular el trámite para obtener el pase de conducir. Según el director de la entidad, la idea es hacer un gran examen final, que evalúe la teoría y práctica que se aprendió en el curso. Hoy, la encargada de realizar esa evaluación es la misma academia de conducción.

La inexperiencia al volante es una de las causas más comunes de los siniestros viales. Según cifras de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), el 39,2 % de los accidentes de tránsito que involucran fallecidos son ocasionados por un conductor que tiene dos o menos años de experiencia conduciendo. Aunque en diferentes entes territoriales se han tomado medidas para disminuir la accidentalidad, al parecer no han sido suficientes y el tema debe tratarse de raíz. 

Es por esto que la ANSV busca reformular los procesos de expedición de la licencia de conducción y por estos días se encuentra estructurando la malla curricular, la cantidad de horas, los ejes temáticos y, en términos generales, reformando la manera en que se imparte el conocimiento en las academias de automovilismo, que hoy en día son el primer filtro para obtener el pase. Sin embargo, la entidad considera que este filtro no es suficiente ya que lo aprendido en las horas de teoría y práctica es validado por las mismas escuelas de conducción.